info@universitariocontrabajo.com 610 788 830

Una posible SALIDA al PARO PROLONGADO: REINVENTARSE para encontrar Trabajo

Aviso: lo que propongo hacer, es duro. Pero bueno… pienso que si llevas un tiempo ya en paro, estás suficientemente endurecido como para que no sea nada que no puedas manejar.

Dicho esto, tomo una metáfora de uno de mis maestros en la vida:

Imagina que quieres entrar en una casa. Vas a la puerta, pero no abre. Lo intentas una y otra vez, improvisas técnicas, la fuerzas, etc. Pero hagas lo que hagas, la maldita no se abre. Te sugiero que dejes de pelearte con la puerta por un momento y te preguntes lo siguiente:

¿Sigo intentándolo con esta puerta? ¿O bien… y si… hay otra puerta/ventana?

Apliquemos esto a tu situación, si no encuentras trabajo de lo tuyo por más y más que buscas y te esfuerzas, o bien si la carrera que estudias ves que tiene poca salida y quieres apostar sobre algo más seguro.

Puede ser tu vocación, pero si de eso no hay nada… al menos hasta que la recuperación económica sea un hecho (dentro de unos años), quizá sea buena idea sentarte un momento y pensar qué otro oficio puede apasionarte, y que a la vez puedas valer para ello. Y, que tenga salida.

Pregúntate, si quieres: ¿Quiero ser loqueseálogo (por si alguien se sintiera molesto), o quiero trabajar y ganarme la vida haciendo algo que me apasione, sea la loquesealogía u otra cosa?

Voy a contar un poco de mi historia personal. Porque este artículo, es parte de la misma. Yo quería dedicarme a mi carrera (rama Humanidades), con toda mi alma. Pero la salida profesional que me gustaba realmente, estaba fuera del alcance de mis posibilidades, entre otras cosas porque apenas tenía salida. De modo que comprendí que tenía que buscar otra cosa si quería ganarme la vida. Fue un día MUY triste para mí.

Así que comencé mi viaje, si queréis, espiritual (en tanto que dentro de mí mismo), a la búsqueda de algo que me apasionara, para lo que estuviera capacitado y que, a la vez, tuviera salida.

Al final de ese periplo encontré no una vocación de paso, sino una vocación que, con el tiempo, ha acabado sustituyendo por completo a la primera, quién me lo iba a decir.

Gracias a este proceso que realicé, hoy puedo decir que, contra todo pronóstico (con 26 años no tenía nada reseñable en el cv), tengo hoy un buen trabajo, que me encanta, y encima con un ambiente laboral con el que no me atrevía a soñar.

¿Qué quiero decir con esto? Que es una decisión muy dura renunciar a lo que hoy nos gusta, pero si estás empezando en el mundo laboral (o haciendo tu carrera), puede ser tu particular salida de la crisis. Además, no digo que no vayas a volver a tu vocación primera con los años, nunca se sabe las vueltas que te puede dar la vida.

Si decides dar este paso, busca posibles actividades profesionales. Si estás en blanco es normal: busca por internet un listado de carreras/ciclos formativos/oficios/etc., como si estuvieras en un restaurante y fuera una carta. Es normal si te sientes perdido: frente a ello, deja por unos días de exigirte a tí mismo, procura despejar tu mente todo lo que puedas.

Escoge cuidadosamente y con tiempo, mira que estés capacitado para esa posición (si eres despistado, no pienses en ser controlador aéreo) y que tenga verdadera salida profesional. Y lo más importante, que te guste, que te llame la atención. Nunca olvides que de media vas a estar 40 horas a la semana hasta que seas viejo, haciendo eso. Si en tu trabajo estás a gusto, eso es parte de la felicidad. Y viceversa. También puedes pedir consejo a amigos/familia que te conozcan bien, a un orientador laboral… toda la ayuda es bienvenida.

Es como nuestro primer amor. En el momento lo vivimos como si fuera la persona de nuestra vida, como si no fuera posible la felicidad sin ella, y la idea de estar sin ella en nuestra vida hace que creamos que se nos cae el mundo encima. Pero si se acaba, tras el natural y necesario tiempo de duelo… con la perspectiva te das cuenta, de que hay más horizonte más allá de ella.

Y ese desengaño, te hace más capacitado para elegir bien y triunfar en la vocación que puedas descubrir en el futuro. Claramente hablo de sólo la primera vez, no es deseable estar cada 5 años cambiando de rumbo profesional ni mucho menos… Hay que elegir, con la idea de “para siempre”.


No te digo que sea la única opción, ni que dejes de luchar por lo que quieres. Simplemente, que es una opción más. Que, a veces, es mejor aplicar el principio del agua:

 

jesús del vallelimp

Técnico de Selección y Reclutamiento en M&GT Consulting

Anterior en Glokal Consulting

Head-Hunter especialista del sector IT

Máster en Gestión y Dirección de Recursos Humanos


Deja tu comentario

Your email address will not be published.