info@universitariocontrabajo.com 610 788 830

Tips para destacar en una entrevista de trabajo

¿Has acudido alguna vez a una entrevista y te has quedado con sensación de vacío? ¿Crees que eras el candidato adecuado para el puesto pero no lo has sabido demostrar?

Aunque algunos de los consejos parecen obvios, cuando uno está inmerso en la búsqueda de empleo se le olvida cuidar algunos detalles que pueden ser cruciales para diferenciarse de otro candidato en un proceso de selección.

La búsqueda de empleo es un trabajo en sí y hacer entrevistas es una parte indispensable, toda entrevista de empleo sirve, la que más para encontrar el trabajo deseado, la que menos para practicar para que te salga bien la siguiente.

Conoce a tu entrevistador:

Afortunadamente vivimos en la era de la información, si tienes perfil de Linkedin (algo imprescindible para la búsqueda de empleo) deberías unirte a sus contactos y conocer la trayectoria del reclutador. ¿Pará qué te sirve esto?

Ver contactos en común, igual uno de tus mejores amigos es compañero de la universidad del reclutador, esto será estupendo para que tu amigo te pueda recomendar personalmente.

Hacer más cercana la figura del reclutador, el resultado es que los nervios estén más calmados.

Al conocer el perfil de tu reclutador puedes adaptar tu discurso. Por ejemplo: si tienes perfil técnico y la persona que te entrevista es de RRHH, es mejor que no des por sentado que es conocedor de todos los términos técnicos de los trabajos que has realizado.

Conoce la Empresa

Imprescindible que conozcas el sector al que pertenece, hechos destacables de la empresa en el último año o dos, notas de prensa en los últimos meses y número de empleados, a través de Linkedin puedes seguir a la empresa y ver perfiles de los empleados que trabajan en ella.

Conoce la Oferta a la que postulas

Sí, es normal apuntarse a muchas ofertas al día, pero eso no es excusa para presentarte a un puesto sin tener ni idea…. no cuesta nada volver a leerse la oferta e incluso buscar más información sobre la misma (por ejemplo: igual te has apuntado a través de Infoempleo y la oferta era muy escueta pero la misma oferta está publicada con todo lujo de detalles en Infojobs o en la página web corporativa).

No saber para qué oferta vas a la entrevista da una sensación de desinterés tremenda, además en las entrevistas te amplían más datos sobre la oferta, si en lugar de ampliar la información de la oferta el reclutador te tiene que contar todo el puesto va a invertir más tiempo hablando y ese tiempo no lo tendrás tú para venderte.

Conoce bien tu CV y véndete

De nada sirve que tu CV esté perfectamente diseñado y con toda la información necesaria si no puedes expresárselo a tu entrevistador. Conoce cada detalle y aprende a contarlo con coherencia y en orden cronológico para dar sentido a tu perfil. Sirve de mucho que practiques, ¿o acaso no practicas cuando tienes una presentación importante? Grábate y escucha cómo te desenvuelves o seguro que tienes un amigo/conocido que estará encantado de darte un buen feedback constructivo.

Adapta tu discurso a la oferta

Esto no significa que cuentes una película u otra dependiendo de la empresa que te postules, sino que te centres en narrar funciones o sectores más afines a lo que la Empresa está buscando. Por ejemplo: si la vacante es en un Departamento de Compras seguramente al entrevistador no le interesará que expliques de manera minuciosa que dabas clases particulares a la vez que estudiabas la carrera, sino que le cuentes tu experiencia anterior en departamentos de compras.

Practica la escucha activa

Es indispensable contestar a lo que tu entrevistador te está preguntando, no vale ‘irse por los Cerros de Úbeda’ y contar lo que mejor te sabes. Hay entrevistadores que insistirán en la pregunta (tendrás una segunda oportunidad) pero otros directamente lo achacarán a una competencia baja en comunicación.

Otra cosa que puedes hacer es además de contestar a su pregunta aprovechar para contar cosas adicionales que te aportan valor, pero siempre después de contestar la pregunta.

Pregunta antes de irte

Las preguntas son un síntoma importante del interés, la mayoría de las veces tendrás dudas ¡no tengas miedo a preguntarlas! Cuando tengas la entrevista con un reclutador realmente bueno y todas ellas estén resueltas puedes preguntar por las siguientes fases del proceso de selección, fecha de incorporación, lugar de trabajo… ¡preguntas asépticas pero que te darán pie a tomar las riendas de la entrevista por un rato! Atrévete también a preguntar por la banda salarial que tienen en mente, es un tema muy importante para establecer una futura relación laboral.

Mantén el contacto con el reclutador

Una vez realizas la entrevista es fundamental quedarse con el correo electrónico o teléfono del reclutador, si previamente a la entrevista le hemos contactado por Linkedin también podremos contactar con él a través de esta herramienta. ¿Cuándo contactar?

Si hay algo importante que se nos ha olvidado comentar en la entrevista y que crees que te aporta valor como candidato.

Si ha pasado el plazo en el que te comentó que iba a ponerse en contacto contigo, nunca está de más un mail preguntando por el estado de tu candidatura en el proceso.

Carolina Rodríguez Montes

linkedintwitter

Carolina RodriguezPsicóloga Profesional de los RRHH y Coach Ejecutivo

Universitario con trabajo

Deja tu comentario

Your email address will not be published.