info@universitariocontrabajo.com 610 788 830

¿Tienes un buen cv? Envíaselo a la persona adecuada.

La búsqueda de empleo tiene muchos pasos y todos son importantes. Pero de nada sirve el trabajo que supone elaborar un buen cv si no conseguimos que llegue a la persona adecuada. Esa persona que verá nuestra experiencia y deducirá que somos los candidatos perfectos para un puesto en su empresa. Para ello debemos ser conscientes que las empresas competentes adaptan su estrategia de reclutamiento al tipo de perfil que busca ya que saben que cada empleo se relaciona con una parte de la población con prioridades y requisitos propios.

Como ya se ha comentado anteriormente en este mismo blog, en primer lugar debemos tener identificadas las compañías que nos resulten interesantes por sus características: por su mercado, tamaño, capacidad de innovación, crecimiento, política retributiva,…  Una vez escogido el rango de empresas que nos interesan, necesitamos investigar su sistema de reclutamiento. La mayoría de las grandes empresas suelen tener un departamento de selección e incluso pueden tener uno exclusivo para reclutamiento. Hay otras empresas que externalizan este servicio. Pero también hay casos donde estas funciones las realizan otras personas, encontrando incluso perfiles no especialistas sobre los que recae esta responsabilidad (directores de delegaciones, de unidad de negocio, etc).

Por otro lado están los superiores jerárquicos de la posición a cubrir. Estas personas serán claves durante el proceso puesto que es habitual que desempeñen un papel esencial en la toma de decisión final. Lo que no es tan evidente es que participen en el reclutamiento. Sin embargo, si tenemos dudas con el interlocutor encargado del reclutamiento, puede ser una buena opción hacer llegar nuestro cv a través del departamento al que aspiramos.

Durante el proceso no es necesario contactar con las personas de mayor responsabilidad. El hecho de enviar tu cv al CEO o al Director de Recursos Humanos de una compañía no te servirá para entrar en un proceso de selección. El trabajo en una gran empresa está muy organizado por tareas y los especialistas encargados del reclutamiento son quienes nos pueden ayudar en este caso pues conocen todas las vacantes y saben que requisitos son indispensables para ocupar cada una de las posiciones abiertas.

Para conocer la organización y las personas que ocupan cargos estratégicos de cara a la posición que nos puede interesar, lo más efectivo es echar un vistazo a la página corporativa, LinkedIn (u otras network webs similares), e incluso consultar directamente con personas que estén o hayan estado trabajando en la empresa y puedan conocer su política de reclutamiento.

A la hora de contactar no es recomendable utilizar un mailing masivo a todo el departamento de Recursos Humanos o al departamento en el que nos interesaría incorporarnos. No solo nos arriesgamos a que sea considerado como correo spam, sino que aunque llegue a la persona adecuada, lo hará dando sensación de poca profesionalidad y de buscar el camino más corto y sencillo para conseguir los objetivos. Tu cv tendrá el valor que tú le des y si lo envías indiscriminadamente sin saber a quién va dirigido, ya está perdiendo parte de su valor.

Si hemos logrado localizar a la persona adecuada para enviar nuestro cv, enviaremos un mail con una breve presentación destacando los dos o tres aspectos más relevantes de nuestra experiencia de cara a cubrir una posición. Por ejemplo, si sabemos que estamos contactando con una empresa cuyo negocio se genera principalmente en Francia y nosotros tenemos una gran experiencia en ese mercado, este dato debe figurar en la presentación ya que despertará el interés de la persona por leer nuestro cv.

El último aspecto que quiero destacar es el hecho de acertar con el momento. Si tenemos claro que empresas nos interesan, debemos controlar sus ofertas para saber cuándo están buscando proactivamente perfiles como el nuestro. Debemos saber dónde publican las posiciones abiertas que tiene la empresa y hacer seguimiento de las mismas.

La propia web corporativa es uno de los lugares donde habitualmente se puede hacer un seguimiento de las necesidades de contratación de una empresa. Prácticamente todas las grandes empresas tienen en su web tiene un apartado de empleo actualizado. Las webs de empleo es el otro lugar dónde muy posiblemente se publiquen estas vacantes. En el mercado español es muy sencillo hacer este control ya que las ofertas de trabajo se concentran básicamente en un reducido grupo de webs. En los últimos años Linkedin se está convirtiendo en otra de las grandes fuentes de reclutamiento que utilizan los departamentos de selección. La publicación es sencilla y viendo el período de actualización de la actividad de una empresa podremos comprobar si hacen uso o no de esta herramienta.

Por último, recuerda que mover tu red de contactos es imprescindible. El networking es considerado ya un elemento básico en cada una de las actividades relacionales que hacemos, pero en el ámbito laboral es vital. Conocer una vacante a través de alguien que trabaja en la empresa no sólo nos debe ayudar a conocer mejor las necesidades que quiere cubrir, sino que nos permite saber todo sobre la cultura, forma de organización y otros datos que nos ayudarán a saber si es el lugar dónde deseamos trabajar.

José Luis Maroto
9 años de experiencia en Recursos Humanos en el sector de Retail y Ventas
Coordinador de HR Iberia en Desigual

Universitario con trabajo

Deja tu comentario

Your email address will not be published.