info@universitariocontrabajo.com 610 788 830

Sal de tu escaparate para la Búsqueda de Empleo

Existen únicamente 2 formas de buscar trabajo.

UNA  de forma reactiva, es decir directamente elaboramos  un buen Cv en el mejor de los casos con la ayuda de un especialista. Lo enviamos a todo tipo de ofertas visibles en la red esperando algún tipo de respuesta.  Aplicamos como mucho al 20%  de puestos que se ofertan y  donde más o menos  encaja nuestro perfil.  Automatizamos la búsqueda. Revisamos cada día la producción de este mecanismo.  O lo que es lo mismo, creamos nuestro escaparate (un Cv y un perfil en LinkedIn) que normalmente siempre es el mismo y esperamos a que algún raro cliente potencial  (llámese empleador, consultor RRH, Head hunter…) con necesidad de comprar   se fije en nuestro escaparate y nos compre a nosotros. ¡Claro! este cliente potencial tiene otros 500 escaparates alrededor. Aún así somos conscientes de  que tenemos poca probabilidad de que se fije en el nuestro, pero bueno al fin y al cabo no nos ha costado mucho montarlo y menos mantenerlo.  Pongamos por caso que conseguimos que se fije, entonces en una posible conversación ¿sabemos transmitir las  verdaderas ventajas, logros, beneficios, experiencias de nuestro producto?, no. Sólo hablamos de características  que son parecidos o similares a otros productos de nuestra competencia….    Finalmente  nos quedamos esperando algún tipo de respuesta o no…. Eso en el mejor de los casos.

DOS de forma proactiva cuyo proceso es a  la inversa que el anterior. Primero reflexionamos y hacemos un análisis de nuestro producto (nosotros) es decir  nuestra personalidad, puntos fuertes, logros, competencias, motivaciones, carencias. Después determinamos en qué somos buenos y podemos destacar y ser diferentes justificándolo siempre con experiencias  concretas.  Determinamos nuestro objetivo profesional es decir determinamos  qué cliente nos interesa, donde se encuentra (nuestro puesto de trabajo) y después de todo esto creamos nuestro escaparate. Eso sí a ser posible muy cerquita  de nuestro Cliente, con el mejor Cv o como se dice ahora la mejor versión de nosotros. Este sería el punto de partida no el fin.  ¿Hay diferencia?

Lo que te queremos plantear aquí es implantar una estrategia basada más en la proactividad con la finalidad de conseguir unos resultados mucho más acordes a nuestras expectativas, unos resultados más efectivos y de calidad, un plan de acción bien medido y estudiado a fin de conseguir lo que nos interesa, no lo que nos llega.

Para desarrollar esta estrategia, piensa como si fueras el producto de una empresa, en este caso la más importante la tuya.  Una empresa a la hora de vender su producto hoy en día no basta con tener un buen escaparate y exponerlo a fin de que por sí mismo logre la atención de los posibles clientes.  Puede ser el mejor producto de su competencia, con muchas cualidades y ventajas claramente descritas en su dossier, etiqueta, catálogo pero aún así no es suficiente para captarte.  Hoy en día las empresas muestran sus productos por diferentes canales y vías de forma que llegue a la clientela por diferentes medios aumentando así la credibilidad y confianza en sus mensajes. Las empresas reducen su escaparate al mínimo y  salen a la calle a vender  en busca de compradores, alquilan otros espacios donde se encuentra su público objetivo, desarrollan actividades donde se encuentra su público. ¿Por qué al final comprarás el producto de esta empresa y no otra? Porque habrás visto por diferentes vías y medios sus mensajes y porque seguramente puedas comprobar referencias de diferentes personas que lo han comprado o finalmente te lo han recomendado y  porque muestran especial interés por ti y  lo ves personalizado en ti.

Lo que te planteamos es  primero tener un buen escaparate (¿has aprovechado al máximo todos los campos de linkedin?¿realmente tienes el mejor Cv?) el mejor y único que te defina claramente (¿tienes claro tu slogan? ) que transmita la mejor imagen de ti como profesional y persona. Segundo salir a buscar tus posibles clientes (empleadores)  que te interesan y que pueden interesarse en ti. Deberás haber trabajado  a conciencia tus habilidades de comunicación para saber transmitir adecuadamente tu mensaje y hacerlo. No solo hay que ser un buen profesional, además hay que parecerlo. Tu posicionamiento debe ser claramente ventajoso frente al resto de la competencia. Y donde tú eres único frente a los demás.  Lo que planteamos aquí es una estrategia donde  tú decides qué,  dónde y con quien quieres trabajar.

En definitiva es una cuestión de perseverancia, creencia, acción  y motivación. Por supuesto no es fácil pero acaso ¿la otra opción lo es? ¿no crees que pueda ser posible? Si quieres cambiar los resultados puedes cambiar totalmente tu planteamiento. Si no sabes cómo hacerlo siempre puedes solicitar la ayuda de profesionales.

Ánimo y ¡Adelante!

Cris ShimaCristina Shima @cshima

Consultora Captación de Talentos y Recolocación, Consultora en Carrera y Empleo

Deja tu comentario

Your email address will not be published.