info@universitariocontrabajo.com 610 788 830

S.O.S. : ¿Cómo puedo ser más Empleable?

Cuando mi hijo me pregunta a qué me dedico le suelo decir que ayudo a la gente a que crezca y se desarrolle. Se piensa que soy médico y en el fondo, algo de razón lleva, tenemos la receta de éxito en nuestras manos y solo tenemos que ayudar a que cada persone encuentre su dosis adecuada, su combinación perfecta, su momento adecuado para tomarla y listo!! No dejamos nada al azar, a la suerte. Y la primera píldora que damos a nuestros «paciente» es la Actitud. 

Suena fácil pero no lo es. Mejorar la empleabilidad de una persona es un proceso largo y constante donde no puedes bajar la guardia ni relajarte porque otros vienen por detrás pisando y todo lo que habías conseguido puede desvanecerse si nos salimos del camino.

Me gusta definir el factor Empleabilidad como el tiempo que una persona tarda en acceder a una nueva oportunidad profesional. Este factor está relacionado con su perfil, sus expectativas y motivaciones profesionales y la dinámica del mercado de trabajo. Dos personas de perfil similar pueden tener empleabilidades distintas y, por lo tanto, precisar de unas herramientas y plan de empleabilidad diferentes. ¿Tú conoces tu empleabilidad?

Conocer y valorar nuestras competencias y habilidades, mejorarlas, y  trabajar cada una de las herramientas de  Búsqueda de Empleo son factores claves para el éxito del proceso.

Un análisis introspectivo, o autodiagnóstico es necesario antes de embarcarnos en cualquier proceso de mejora. Marcarnos un objetivo y definir hacia dónde queremos ir y qué acciones vamos a tomar debería ser el resultado final de ese autoanálisis.

Y a partir de ahí empezar a trabajar. Si consideras que llegar a tu objetivo pasa por completar tu perfil para poder acceder a ese mercado entonces fórmate en todo aquello que necesites, APTITUD, pero siempre hacia un objetivo claro, no porque lo haga todo el mundo sino porque TÚ lo necesitas para tu fin. Si en cambio crees que tu perfil es lo suficientemente competitivo para tu objetivo marcado entonces ya puedes pasar al siguiente paso, los canales de búsqueda de empleo o canales de prospección de mercado.

Las redes sociales se han convertido en los últimos años en una poderosa herramienta de búsqueda de empleo al alcance de cualquiera. Los más jóvenes son los que más familiarizados están con ellas, aunque las utilizan sobre todo en el ámbito de las relaciones personales. Las personas mayores de cuarenta años que se han quedado sin trabajo desconocen la existencia o el uso de muchos de estos canales 2.0 de búsqueda de empleo, y se sienten desubicados a la hora de elaborar un CV porque llevan muchos años sin hacerlo.

Para unos y otros, redes como Twitter o LinkedIn suponen una gran oportunidad de acceso al mercado laboral. Por una lado nos ofrece la oportunidad de buscar de forma rápida, sencilla e interactiva personas y empresas con las que establecer un contacto profesional. Por otro estar informados de lo que “se cuece” en su sector y sobre todo LinkedIn es el escaparate perfecto, una ventana a todos aquellos empleadores y consultoras de RRHH que buscan profesionales a través de la red. Tu CV en la red puede ser visto por millones de personas. Si quieres que te encuentren tendrás que mostrarte.

Pero existen más canales, más formulas a tener en cuenta a la hora de buscar una oportunidad y que sin embargo, muy pocas personas lo incluyen en su lista de tareas cuando están en este proceso. Es el NETWORKING. Si, esa palabra odiada, desgastada y contaminada por su mal uso o excesivo en algunos casos. Son los CONTACTOS de toda la vida, que no los enchufes. El mercado ya no puede permitirse tener enchufes, la gente incompetente que llega a una posición por ser quien es ha desaparecido afortunadamente en la mayoría de las empresas. Sin embargo, tener un perfil competente y conocer a alguien de dentro eso SI te abre puertas. Siempre preferimos contratar a alguien referenciado con buen perfil que a un buen perfil sin referencias. Por tanto, generemos contactos. O como dice un amigo “comunícate o muere”.

No se trata de hinchar tu lista de contactos de Facebook , bombardear a invitaciones de Linked In o acudir a todos los eventos de tu ciudad, se trata de seleccionar, ser selectivo teniendo en cuenta de la primera fase del proceso aquello que definiste como tu objetivo final. Y una vez los tengas, aliméntalos, cuídalos, mímalos, dales valor, porque lo tienen, siembra, siempre, siembra. Las mejores cosechas se hacen esperar.

Y con todo esto empezaran a surgir las temidas “entrevistas de selección” donde la seguridad en ti mismo es clave a la hora de superarlas.  Esta confianza solo se gana si has trabajado mucho las etapas anteriores, si tu perfil es lo suficientemente competitivo en el mercado, si tienes claros tus objetivos y una red importante de contactos que te hace conocedor de una mercado y por tanto capaz de abordarlo con garantía de éxito.

Recuerda estos números,

1 empleo = 3 ofertas en firme = 27 entrevistas = 378 contactos de calidad

Suerte, animo y mis 3Ps ( Paciencia, Prudencia y Perseverancia )

VIOLETA COSTA

Violeta Costa

Directora Marketing Sisteplant

www.violetacosta.com