info@universitariocontrabajo.com 610 788 830

¡Ponte en forma!… En estas vacaciones

Este no es un artículo de una típica revista del corazón, femenina o masculina, ¡qué va! Esto que leerás a continuación, tiene un sólo objetivo pero es muy importante: animarte a que pongas en marcha unas cuantas cosas y aproveches el verano para hacerlo, ya que suele ser un buen momento y porque cuanto antes las hagamos mejor.

Y es que en el verano el trabajo de muchos afloja, y/o tenemos vacaciones, y/o nos apetece recuperar cosas abandonadas o iniciar cosas nuevas. Por ello, ¿por qué desaprovechar esas ganas o entusiasmo? Quizá el resto de los meses, sólo pienses en trabajar, o en buscar trabajo o en las facturas que tienes que pagar, pero siempre cuando llega el verano, parece que se ralentizan esas preocupaciones y aparecen nuevas inquietudes y ganas de alejarte del tedio, la rutina y, a veces, del aburrimiento de los meses de trabajo.

Es difícil recomendar algo absolutamente nuevo y no lo pretendo. Más bien pretendo ser un “manual de costumbres y tu memoria anual”.

Llevamos un año trabajado, con esfuerzo, con alegrías y sinsabores, con ideas que murieron por falta de reflexión y de tiempo. Pues ha llegado el momento de matar esa rutina y de poner en marcha unas cuantas acciones que te van a beneficiar y te proporcionarán muy buenas sensaciones y, sobre todo, ¡la gran sensación!: “el verano me ha servido para hacer aquéllo que siempre pienso y nunca hago”.

Escribe, lee, conversa, ve películas, haz deporte, estudia, fórmate, inventa alguna actividad que te satisfaga…no esperes a la jubilación, posponer todo para después, para mañana, para la jubilación…¡es el gran error que muchos cometen!, Ahora es tu momento, ¿tienes las ganas? ¿tienes la energía? ¿tienes la idea? pues …¡ponlo en marcha!

Para tu Mente:

Meditar

Seguro que es un buen momento para dar largos paseos, de playa, de montaña o por la ciudad; de largas conversaciones con familiares y amigos; de estupendos momentos de soledad…y de otras muchas cosas… como ves, es el momento para pensar en todo aquello que realmente nos preocupa, nos inquieta y/o nos interesa. Es el momento de darnos cuenta de nuestro grado de satisfacción personal y profesional. De hecho deberíamos “hacernos una auditoría interna” cada año y buscar de nuevo el equilibrio que puede que hayamos perdido.

Por qué no hacerte algunas preguntas a ti mismo y tratar de contestarte, con sinceridad, con detalle, con apertura mental: ¿Cuál es mi misión vital? ¿Qué mensaje quiero comunicarle al mundo? ¿Cómo quiero que me conozcan y me reconozcan? ¿Estoy dónde quiero? ¿Qué quiero hacer?, en definitiva… ¿Qué quiero ser?

Para tu Cuerpo:

Ponte en forma

Y te lo digo muy en serio. Evidentemente en unos días de vacaciones no vas a conseguir el milagro pero, indudablemente, es un gran momento para empezar. Y de ahí, después de ese “buen comienzo”, vendrá una “buena costumbre” que no deberías abandonar. ¿Hay algo mejor que estar a gusto con uno mismo? Sentirte bien no tiene precio y hacer algo de ejercicio y cansarte te ayudará a que funciones mejor.

Aprovecha tu puesta a punto y no abandones todo eso que has iniciado… ¡continúa! Si no puedes al 100%, hazlo al 80% y, si no, al 30% pero no abandones.

Descansa, duerme, relájate…

El descanso, el sueño reparador, la relajación, nos tonifican el cuerpo, nos llenan de salud y nos recuperan para “el momento después” de vacaciones. Y ¡cuánto lo echamos de menos en invierno! Te doy permiso para abusar del descanso…porque supongo que estás cansándote con tu puesta a punto.

¿Te das cuenta de que puedes conseguir “el logro de tu vida”? Después de las vacaciones, si no has hecho nada nuevo, si no te ocupas de ti, si dejas que nunca pase nada y que tu vida se deslice exactamente por “la misma autopista”…no querré oírte: mi vida es fea, estoy gordo, no duermo, me aburro, no puedo hacer nada de lo que me gusta…

Para tus Relaciones:

Networking

Te invito a pensar en todas aquellas personas en las que no has pensado en los últimos meses o años. ¿A quién conozco? ¿con quién puedo iniciar el contacto y estrechar la relación que abandoné hace tiempo? ¿es recuperable? Invéntate un motivo, hay muchos buenos motivos que puedes utilizar.

Aprovecha para pensar en tus momentos de relax, deja que fluya tu imaginación. Invéntate cosas descabelladas…ya te quedarás con lo realmente valioso. Como sabes, nuestro cerebro está muy bien “equipado”, es imparable y muy generoso y él solito sigue trabajando sin que le forcemos y, entonces, es cuando realmente, nos ayuda.

Piensa con generosidad, anticípate, ayuda a los otros y pregúntate ¿qué puedo hacer yo por los demás? Seguramente más de lo que imaginas, y mucho de lo que ellos quieren… ¡Claro! hay que esforzarse, hay que dedicarle tiempo, hay que empezar, pero esto tiene su recompensa. Con el tiempo recibirás muchos intereses insospechados y deseados.

Por todo ello, mi gran recomendación es:

¡Aprovecha tu verano!, olvídate del trabajo y céntrate en ti…tú eres, realmente, el/la que importa.

Almudena Cañizares FotoAlmudena Cañizares

Headhunter, Consultora

Asesora para la Gestión del Cambio Profesional

 

 

Deja tu comentario

Your email address will not be published.