info@universitariocontrabajo.com 610 788 830

Para las Críticas durante la Entrevista de Trabajo

PON STOP A LAS CRÍTICAS durante la Entrevista de Trabajo

Una de las cosas que más me sorprendió cuando comencé mi carrera en RRHH, y que a día de hoy lo sigue haciendo, es la facilidad con la que muchos candidatos critican negativamente sus anteriores experiencias laborales.

Está claro que cuando buscamos un cambio es porque algo de nuestro actual trabajo no nos gusta, pero es muy importante saber cómo decir los aspectos negativos de nuestro actual o pasado trabajo. Esta reflexión se puede observar también en otros planos de la vida. Recuerda las conversaciones que has mantenido con tus amigos sobre otras personas y lamentablemente te darás cuenta de que en muchas de ellas criticaste a terceros antes que hablar de características positivas de ellos. Pues vivimos en una sociedad donde los halagos no solo escasean sino que también resulta difícil que sean aceptados. Y lamentablemente nos cuesta mucho más encontrar nuestros defectos que nuestras posibles virtudes. (Obviamente estoy generalizando, y es un error ya que puede que seas de una manera distinta).

Si tienes que hablar de algo negativo durante la entrevista, aunque esto te parezca lo más lógico muchas veces es lo más olvidado, debes utilizar un lenguaje apropiado. Conocí una gran cantidad de candidatos que dedicaron un tiempo importante de la entrevista a criticar con palabras malsonantes (y dejo en este punto la libertad de tu imaginación para averiguarlas) a sus jefes, compañeros o políticas de empresa. Todos hemos tenido un jefe que no nos gustaba, o unos compañeros con los que no congeniábamos o un trabajo con un sueldo muy bajo en comparación a las muchas horas que pasábamos en la empresa.

Pero no hay que olvidar que una entrevista de trabajo no es el lugar en el que podamos desahogarnos de lo mal que nos sentimos en el trabajo. Además, en ninguna empresa interesará contratar a una persona que pone a parir su actual experiencia laboral (tenga la experiencia que tenga y aunque encaje a la perfección en el puesto) ya que lo que nos está indicando es que podrá hacer lo mismo con nosotros si las cosas no salen finalmente de su agrado. Estoy totalmente de acuerdo en que hay situaciones de fuerza mayor y profesionales, o mejor dicho personas que muestran muy poca profesionalidad, que hacen la vida imposible a todo aquel que trabaja con ellos.

Pero aun así, en una entrevista de trabajo tenemos que mostrar respeto en cada frase que digamos. No hay que dejarse llevar por las emociones que nos despierta ese elemento negativo y decir lo primero que nos venga a la cabeza. Simplemente, hay que indicar que no estamos de acuerdo con la forma de delegar de nuestro superior o de la política retributiva de la empresa. Probablemente nos pidan ejemplos concretos y es aquí cuando es mejor hablar de lo que hemos visto o de lo que otros compañeros han padecido a lo que han hecho con nosotros. ¿Por qué?, para intentar no caer en el plano personal. Puedes decir “no estoy de acuerdo con que mi superior directo crea que a través de gritar a los empleados va a conseguir aumentar su rendimiento ya que lo único que logra es que se genere una gran tensión en el equipo” antes que decir “mi jefe nos tiene acojonados porque no para de gritarnos y yo no aguanto más y me quiero ir porque estoy desesperado”.

Volvemos una vez más a una de mis reglas de oro para las entrevistas y la vida en general: no importa lo que digas sino cómo lo digas. Otra clave es no dar mucho peso a las críticas durante la entrevista. Piénsalo, a menos que entres en un trabajo que lo requiera, no te van a contratar por tu capacidad de poner verde a tus anteriores empresas, van a contratarte por tu potencial. Es por ello que tiene mucho más valor comentar todos los puntos positivos.

Cambia el enfoque a tu negatividad y observa lo positivo de cada experiencia. Por ejemplo, puedes decir: “es cierto que trabajar con Pepito no fue de mi agrado, pero gracias a esa experiencia he podido mejorar mi paciencia y también saber adaptarme a una forma de trabajar muy distinta a la mía. Incluso he aprendido, para el día que gestione equipos, que los gritos solo consiguen empeorar la situación”. Conocer a un futuro empleado que hasta de lo negativo puede obtener algo positivo puede ser un aspecto determinante durante un proceso de selección.

Por último, si tienes un problema personal en tu actual trabajo, debes intentar desahogarte con tu pareja, familiares o amigos antes de acudir a entrevista. Aunque durante la entrevista te sientas muy cómodo y creas que el entrevistador es tu colega, no debes olvidar que están evaluando también tu parte profesional. Puede que el entrevistador o tu futuro responsable conozcan la tensión que existe en tu actual trabajo, pero eso no significa que tengas vía libre para despotricar sobre esa experiencia.

Recuerda mostrar respeto, ser analítico reflejando la situación desde fuera y centrarte en todos los aspectos positivos de todas y cada una de tus experiencias laboralespues estoy seguro de que puedes sacar muchas más cosas buenas de las que pensaste en un primer momento. No te centres en lo negativo y muestra todo lo positivo que puedes aportar si eres contratado.

Francisco Fernández Yuste

FranciscoFernandezYuste

Francisco estudió psicología y se especializó en el área de los RRHH. Lleva más de dos años trabajando como técnico de selección en empresas de distintos sectores. Esto le ha permitido conocer diversas metodologías de trabajo para la selección de trabajadores. Actualmente es técnico de selección de una empresa financiera y dedica parte de su tiempo libre a escribir en su blog.

  • Voy a compartir lo leído en el presente artículo, en una entrevista, tratar en lo posible no expresarse negativamente de su anterior empleo.Es seguro que una de las preguntas que van a referir es ¿por qué se retiró? Se debe contestar una mezcla,empezando por una causa negativa y rematándola con una positiva.

Deja tu comentario

Leave a Reply to Luis Manyari Cancel Reply

Your email address will not be published.