info@universitariocontrabajo.com 610 788 830

LOS CONSECUENCIAS DE LA BUENA FORMACIÓN

Las consecuencias de la buena formación

La formación, junto con la experiencia y los contactos, constituyen  los tres grandes activos de las personas y profesionales de todos los tiempos. Formarse significa aprender y cultivar nuestra mente con el fin de mejorar el mundo que nos rodea, ayudar a otros y ser más felices.

Si queremos seguir siendo buenos con y para aquello que amamos, no nos queda otro remedio que destinar parte de nuestro tiempo a seguir mejorando e innovando. Si no lo hacemos o esperamos a “más adelante”, corremos el riesgo de entrar en zona de estancamiento, desfase, desactualización y en definitiva de exclusión del mercado como si de un producto se tratase. El mundo no espera por nosotros.


Es tu responsabilidad ser mejor y ofrecer más calidad


Como personas y profesionales forma parte de nuestra responsabilidad, adquirir nuevos conocimientos para ser mejores y ofrecer lo mejor de nosotros mismos a nuestro entorno.

(Sorteamos 20 cursos de inglés, estudiar inglés nunca fue tan fácil)

Sin embargo nuestra evolución en esta materia no ha sido siempre igual. En la niñez y durante la etapa escolar, nos formamos dentro de un sistema impuesto que no podemos elegir, con el objetivo (menos que más conseguido) de adquirir un cierto desarrollo personal y una base cultural. Siendo adultos, en una etapa más profesional o universitaria, seguimos formándonos para especializarnos en alguna profesión más acorde con nuestra personalidad o modelo de vida, pero con pocas destrezas. Por último, cuando al fin ejercemos como profesionales, vemos en muchos casos, que este proceso de formación continuada se ve interrumpido incluso abandonado, como si el trabajo hubiera sustituido la formación, y puede que sí pero solo en una pequeña parte.

“Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber” Albert Einstein


Ninguna profesión está exenta de mejora


Porque está claro que hoy en día todas las profesiones, absolutamente todas, están vivas, y necesitan actualizarse continuamente y adaptarse a los nuevos mercados. En algunos profesionales esta formación continua es más evidente e inmediata porque de ello depende el resultado exitoso de su actividad (abogados, médicos, ingenieros, asesores, contables etc), en otros no están evidente, pero sí marca en ellos una gran diferencia.

atodocurso

Elige bien, elige Información de Calidad


Todavía hoy, nos encontramos con profesionales que piensan que la formación que tienen y consiguieron en su día es suficiente, mientras que otros esperan a que la empresa donde prestan sus servicios, sea la que les provea porque es la que se beneficia. También hay profesionales que buscan la formación o la mejora continua, como un valor o forma de vida y que  les genera satisfacción en sí misma.

¿Te formas por obligación o por devoción?

Incluso hoy, cuando uno decide formarse, lo puede hacer por obligación o por devoción. No es lo mismo decir “tengo que hacer un curso” a “quiero hacer un curso” para decir lo segundo hace falta mucha motivación y decisión. (Puedes tener información completa sobre cursos que más te  interesan pinchando aquí)

Yo te animo a que te formes por devoción porque de esta forma podrás “sufrir” todas estas consecuencias:

*Aumenta tu motivación y autoestima

*Desconectas como otra forma de diversiónconatodocurso

*Mejora tu bienestar

*Mejora tu rendimiento profesional

*Aumenta tu nivel de empleabilidad

*Mejora tu lenguaje y tu capacidad de comunicación

*Consigues mayor reconocimiento

*Generas Networking

*Desarrollas habilidades como la creatividad y el pensamiento crítico

*Tomas mejores decisiones

*Tienes la oportunidad de enseñar a otros

*Aportas más calidad y valor a tu entorno

¿Eres autodidacta? ¡bravo!

Está más que claro que la formación es necesaria. Pero además vivimos en un mundo que evoluciona demasiado rápido. Hoy en día no hay excusas para no aprender, cualquier fórmula es válida si lo es para ti. Puedes hacerlo gracias a la era del conocimiento, global y digital , donde se pueden encontrar multitud de opciones que existen gracias a todos los recursos existentes, la flexibilidad y las nuevas tecnologías. La fórmula autodidacta por supuesto también es válida.

Por tanto hay muchas formas de cultivar “nuestra planta”, lo importante es hacerlo de forma habitual, disfrutando de cada nuevo aprendizaje como una oportunidad para generar nuevas experiencias y por tanto nuevo conocimiento. Si además compartes lo aprendido con otros, conseguirás, además de reconocimiento, que sus efectos se multipliquen.

cshima2016@cshima

Captación-Selección de Talento. Coaching Empleo y Desarrollo Profesional Formadora Ponente Blogger

linkedin

Deja tu comentario

Your email address will not be published.