info@universitariocontrabajo.com 610 788 830

Las dinámicas de grupo en el Proceso de Selección

Un proceso de selección es en sí mismo un acontecimiento estresante, ya que implica de forma intrínseca una evaluación de cada uno de nosotros tanto en el ámbito personal, nuestra actitud por ejemplo durante la entrevista, buscando su generalización al puesto, como los conocimientos o experiencia adquirida.

¿Por qué o para qué usar las dinámicas en un proceso de selección? ¿En qué consisten?

Durante el proceso de selección podemos participar en entrevistas personales o grupales-dinámicas de grupo.

Las dinámicas de grupo consisten en generar un escenario dónde se evalúa la interacción de personas (entre 5 y 10 aproximadamente) que no se conocen entre sí, planteando situaciones relacionadas con el entorno laboral o social.

Hay numerosos ejemplos de dinámicas de grupo como:

Cinco objetos para llevar a una isla desierta

personajes históricos con los que te identificarías

discusiones con planes preestablecidos.

Lo que tienen en común todas ellas es que no hay solución, al final de la prueba no hay una opinión correcta o incorrecta, sino que los seleccionadores, que suelen ser dos, miden y evalúan las habilidades o actitudes que los candidatos tienen en interacción con el resto del grupo, por ejemplo: capacidad de negociación, liderazgo, autonomía.

Suele ser ya común conferirnos a los técnicos de recursos humanos la habilidad de predecir cómo se va a comportar un candidato si es seleccionado como futuro empleado. Pero, ¿Cómo podríamos saberlo? El ser humano por definición es imprevisible, con capacidad para cambiar su actitud, opinión o comportamiento, ya sea por causas intrínsecas o ajenas a sí mismo. Por lo que ninguna entrevista ya sea personal o grupal se puede extrapolar más allá de lo que implica.

Es importante realizar la entrevista con el departamento de RRHH y con el cliente propiamente dicho o el equipo con el que va a trabajar si hablamos de clientes finales para ver su adecuación por ambas partes y aun así conlleva una cota de error evidente.

Las dinámicas de grupo se realizaban en sus inicios para puestos directivos donde el contacto con el cliente es fundamental. A día de hoy se hace en diferentes puestos, sobre todo como filtro porque el corte es menor que realizar entrevistas individuales.

Si recurrimos a bibliografía podemos encontrar diversidad de criterios en cuanto a cómo afrontar una dinámica grupal. Sin embargo, comparten que es positivo: ser uno mismo, defender la postura que tenemos, la persuasión, asertividad, si se generan conflictos ser diplomáticos pero tampoco pasivos, y un largo etcétera.

Para concluir, considero que la dinámica de grupo es una herramienta que puede proporcionar indefensión si no hemos podido dar nuestra opinión por ejemplo o si hemos aceptado la del resto cuando queríamos defender la propia, al no saber realmente que aspectos son los que se valoran en una posición concreta. Finalizo como he comenzado este post, un proceso de selección es un estresor, no lo compliquemos aún más. Un técnico de recursos humanos ha estado al otro lado y conoce de primera mano cómo puede afectar una entrevista, por ello seamos lo más empáticos posibles el uno con el otro =)

Belinda Sánchez

FOTO BELINDA SÁNCHEZ

linkedin

Licenciada en Psicología por la Universidad de Málaga. Postgrado en RRHH.

Cursando un Máster en Marketing Digital, E-commerce y Apps móviles.

Más de 5 años de experiencia en el área de RRHH, especializada en selección de perfiles IT.

Buscando cada día que las personas se sientan más parte de la empresa y pilar fundamental de la misma. Apasionada de las personas y los animales. Sin dejar atrás, las series americanas e inglesas, así como los videojuegos =)

Deja tu comentario

Your email address will not be published.