info@universitariocontrabajo.com 610 788 830

La importancia del Apoyo Social durante el Desempleo

Cada persona es un mundo y, por lo tanto, una misma situación puede ser percibida de una forma u otra por un observador en función de las características personales del mismo. La pérdida de un familiar, por ejemplo, no es sobrellevada de la misma forma por todos los miembros de la familia y el afrontamiento de la situación va a depender, en cierto modo, de la fortaleza emocional de cada persona. Algo similar ocurre cuando nos encontramos en situación de desempleo.

 Son muchos los artículos publicados en Internet que hablan acerca de qué hacer cuando se está en situación de desempleo, aunque la mayoría de éstos vienen a decir exactamente lo mismo: debes seguir formándote, seguir buscando trabajo y hacer deporte o viajar para distraerte.

 Todos estos consejos o recomendaciones pueden ser de gran ayuda para muchas personas pero, desde mi punto de vista y por experiencia propia, no suelen funcionar en el largo plazo. Una madre de familia que lleva tres años en el paro de lo que menos tiene ganas es de hacer deporte. Por supuesto tampoco va a seguir formándose, ya que posee dos carreras y un máster. Y la opción de irse de viaje queda totalmente descartada puesto que el único ingreso que entra en casa es el de su marido y tienen lo justo para ir “tirando”.

 Entonces, ¿qué puede hacer una persona que lleve varios meses en situación desempleo? Lamentablemente siento decir que no tengo la respuesta; y si la tuviese creedme que ya la habría aplicado a mi propio caso y habría intentado ayudar a muchas otras personas que estuviesen en la misma situación.

 Hay situaciones que se escapan a nuestro control y el desempleo es una de ellas. El problema que tenemos en nuestro país es un problema estructural y, por lo tanto, no se arregla de la noche a la mañana. Hay ciertas medidas puestas en marcha por parte del Gobierno para combatir el desempleo que pueden ser positivas, como por ejemplo el dar bonificaciones a empresas por contratar a cierto colectivo de personas. El problema de estas medidas es que hay otros colectivos de personas que no cumplen los requisitos para que la empresa reciba una bonificación por su contratación y, por lo tanto, se encuentran en situación de desventaja a la hora de encontrar empleo con respecto a otras personas que sí cumplen dichos requisitos.

 Llegados a este punto me gustaría expresar en las siguientes líneas la importancia que tiene para mí el APOYO SOCIAL y cómo el mismo puede actuar de efecto “amortiguador” contra algunas de las consecuencias derivadas de estar en situación de desempleo por un largo período de tiempo.

 Hace unos días mi padre me dijo que si había escuchado la noticia de que un padre pensionista había puesto un anuncio en el Heraldo de Aragón ofreciendo 5000€ a la empresa que le ofreciese un contrato de trabajo a su hijo. Esta cantidad podría ser incluso negociable dependiendo del contrato que se ofreciera. El padre comentaba que su hijo había entrado en depresión a causa de llevar más de un año en paro y que tenía la obligación de ayudar a su hijo. He de decir que me emocioné bastante al escuchar esta noticia, ya que me considero una persona bastante sentimental y las noticias de este tipo siempre me tocan la fibra sensible. Es increíble lo que un padre puede llegar a hacer por su hijo.

 Cuando una persona se encuentra en situación de desempleo el apoyo social juega un papel fundamental a la hora de afrontar dicha situación y puede ser de gran ayuda en momentos en los que el camino se estrecha y todo se ve de color negro.

 Animo a todo aquel que se encuentre en esta situación a que busque el apoyo de sus seres queridos y de sus amigos, a que vaya a reuniones de desempleados, a que exponga en las redes sociales su situación y a que comparta experiencias con otras personas que están pasando por el mismo bache. El hecho de expresar nuestras emociones no nos hace más débiles, sino todo lo contrario.

 Siempre debes pensar que hay personas a las que les importas y que estarían dispuestas a darlo todo por ti. No se trata solamente del simple hecho de que te presten cierta cantidad de dinero, sino de que te presten ese apoyo emocional necesario para levantar cabeza y te hagan ver que, si has sido capaz de estudiar dos carreras y un máster, vas a ser capaz de conseguir todo lo que te propongas, y ellos te van a ayudar en todo lo que sea posible.

 Por lo tanto, os vuelvo a animar a que busquéis el apoyo de vuestros padres y madres, de vuestros amigos y amigas, de vuestros novios y novias, y a que compartáis con ellos vuestras emociones. Estoy seguro de que os escucharán encantados y de que harán por vosotros todo lo que esté en sus manos.

Photo Credit: clicpsicologos

Antonio Contreras

ANTONIO CONTRERAS

Soy Diplomado en Ciencias Empresariales y Relaciones Laborales por la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla) y Máster en Psicología del Trabajo y de las Organizaciones por la Universidad de Sevilla.

Pertenezco a esa generación de jóvenes a los que la crisis les ha golpeado de lleno y que luchan día tras día para conseguir labrarse un futuro profesional que recompense todo el esfuerzo y pasión invertidos.

Tengo experiencia en Departamentos de RRHH y he residido en el extranjero durante algún tiempo, pero también tengo experiencia en estar desempleado y en saber gestionar mis recursos para levantar cabeza y mirar al horizonte con positividad y esperanza.

Te animo a luchar por aquello que quieres y a no rendirte jamás, y a que tengas siempre en mente que, como persona e individuo, eres único en el Universo y siempre habrá algo que te hará ser especial sobre los demás.

¡Que la fuerza te acompañe!

linkedin

twitterfacebookgoogle+

Deja tu comentario

Your email address will not be published.