info@universitariocontrabajo.com 610 788 830

¿Jubilarme yo?

¿Jubilarme yo? 

 Es frecuente que nos invada el desánimo tras una semana de trabajo en la que la decepción laboral ha sido mayor que la satisfacción recibida. Si seguimos alimentando esa desazón con quejas continuas y focalizamos nuestra rabia en el jefe, la empresa o los clientes; tenemos el caldo de cultivo idóneo para una desmotivación constante que afectará a nuestro rendimiento laboral, y lo que es más importante, a nuestra propia vida personal. En más de una ocasión, he escuchado a amigos y compañeros calcular desesperados el tiempo que queda para su jubilación. Y en más de una ocasión, me he sorprendido a mi mismo haciendo ese mismo cálculo.

Debido a la crisis económica, el aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento progresivo de la población; a principios del pasado año se elevó la edad de jubilación hasta los 67 años. “Pobres” los recién titulados que ven su jubilación 2 años más lejana. Y es que gran parte de los trabajadores, alentados por unos sindicatos pero a mi juicio, alentados más por el desánimo laboral; puso el grito en el cielo y clamó contra este recorte de libertades y de calidad de vida. Mi pregunta es, si estuviéramos completamente satisfechos y motivados en nuestro trabajo ¿nos hubiera importado ese aumento de 2 años en la edad de jubilación?

BUSCA LA PASIÓN EN TU TRABAJO

A día de hoy veo el anuncio de un banco en el que invita a reflexionar sobre el tiempo que hemos dedicado a pensar en nuestra jubilación. No quiero que la gente deje de hacer planes a futuro y sea previsora, pero laboralmente hablando, sí que creo que hemos de pensar también en cómo llegar a esa edad. ¿Qué puedo hacer para llegar a los 67 años sin importarme si aumentará de nuevo la edad de jubilación?

  • Analiza qué es lo que quieres hacer: Alguna vez he escuchado algún caso de estudiantes de medicina que se mareaban al ver la sangre; o estudiantes de agrónomos o medio ambiente a los que el campo les importa lo justo. A la hora de elegir unos estudios o un trabajo, nunca tenemos toda la información para saber si nos vamos a sentir satisfechos y realizados desempeñándolos. En el día a día, entran en juego varios factores que solo puedes conocer una vez que estás desarrollando tu trabajo o estudios: profesores y asignaturas, relaciones con tus superiores, valores reales de la empresa, exigencia adecuada… No obstante, no has de tomar decisiones únicamente por las salidas profesionales y oportunidades de crecimiento. Debes conocerte a ti mismo para saber si un puesto de trabajo o unos estudios van en la línea de tus motivaciones personales y profesionales. Si eres una persona muy inquieta y dinámica, busca entornos cambiantes que impliquen relacionarte con muchas personas y donde seas capaz de innovar. Si por el contrario te consideras más conservador, un puesto de control donde las directrices están marcadas, se adapta mejor a tus características. Por tanto, antes de una elección, no analices unos estudios o un puesto de trabajo sin haberte analizado tú previamente. Tu satisfacción laboral hasta los 67 años está en juego.
  • Ponte pequeños retos laborales: Aunque planifiquemos en el largo plazo, nunca hemos de dejar de ponernos pequeñas metas diarias o semanales. La consecución de estas metas será la gasolina motivacional para conseguir los objetivos a largo plazo y afrontar nuestra recta final profesional. Disfruta de estos pequeños éxitos
  • Escribe 3 cosas positivas: Últimamente veo en Facebook una cadena en la que una persona tiene que contar 3 cosas buenas que le han pasado en el día y nominar a 3 personas para hacer lo mismo en días sucesivos. Sin la necesidad de hacer público tus razones en la red, veo éste un ejercicio fantástico para hacer a diario en tu puesto de trabajo. Escribe en tu agenda 3 cosas positivas que te han pasado en tu trabajo. No hace falta que sean grandes logros laborales; puedes centrarte en una conversación tomando un café con un compañero; en lo rápido que ha sido el trayecto al trabajo o lo productiva que ha resultado la reunión de seguimiento.
  • Huye de pesimismos: Hay muchas veces que camuflamos nuestro pesimismo. Nos empeñamos en decir que somos realistas cuando estamos carentes de confianza y sin ganas de cambiar las cosas. Busca qué cosas puedes hacer para mejorar lo que no te gusta y ponte a hacerlas. Si tenemos que aguantar a desgana hasta los 67, vamos por el mal camino.
  • Complementa tu vida personal: Las responsabilidades económicas que hemos adquirido o nos impone la sociedad, nos pueden dificultar la búsqueda de una mayor satisfacción laboral. Sin dejar de buscar ese cambio, hemos de evitar que la vida laboral se interponga en nuestra vida personal. Busca nuevas fuentes de satisfacción. Relaciónate con nuevos grupos ajenos al trabajo; matricúlate en un curso de algo que te guste (Por favor, si no te gusta tu trabajo ¡¡ No te matricules en un curso buscando una promoción!!); busca una afición nueva, practica un nuevo deporte, aprende a tocar un instrumento musical o realiza punto de cruz; colabora con alguna ONG , te darás cuenta que recibes más de lo que das…
  • Autónomo-Freelance: Los peores políticos que hemos tenido en muchos años, nos animan a emprender para la recuperación económica. No sé si sería capaz de crear una propia empresa, pero trabajar para uno mismo es algo que todos ambicionamos en mayor o menor medida en algún momento de nuestras vidas. El panorama laboral está cambiando y los emprendedores y autónomos coserán buena parte de ese tejido empresarial. Abre tu mente para no limitarte a puestos de funcionario o trabajos por cuenta ajena. Nos sabe mejor y valoramos más lo que más nos cuesta conseguir.

Resumiendo, si tenemos que trabajar mínimo hasta los 67, busquemos hacer algo con lo que disfrutemos. Será más fácil superar las adversidades que nos encontremos y querremos así seguir dando guerra, independientemente de la edad que diga nuestro DNI.


PabloSastrePacheco Pablo Sastre Pacheco

BLOGICONOlinkedintwitterLicenciado en Psicología, Master en RRHH  y Master en Alto Rendimiento y Coaching Deportivo.
10 años de experiencia en Selección, Formación y Desarrollo de talento en distintas empresas.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.