info@universitariocontrabajo.com 610 788 830

Hablar inglés y Mis circunstancias

El 44% de los españoles reconoce que su nivel de inglés es “bajo” o “muy bajo”, según el barómetro Cambridge Monitor publicado este pasado mes de enero por Cambridge University Press. Por lo tanto somos conscientes de nuestra necesidad de mejora.

Si bien es cierto que además de ser conscientes sería interesante que nos pusiéramos en serio a resolver el problema. Si nos permitís para poder llegar a plantearnos un reto, sea del signo que sea, es necesario ponernos a pensar en los beneficios de conseguirlo. Los beneficios siempre nos resultan poderosos ya que son los elementos que nos motivan. Aquí os proponemos algunos de ellos, pero seguro que encontráis alguno más, cada un@ de vosotr@s.


Beneficios de Hablar Inglés

a.- En el ámbito laboral

 

 

1.- Mayor empleabilidad                                                                          

Las compañías buscan profesionales con iniciativa, capacidad para trabajar en equipo, dominio de idiomas, utilización de herramientas tecnológicas y conocimiento de técnicas comerciales. Una de las novedades de 2017 es la búsqueda de profesionales que se adapten rápidamente a los cambios. En un entorno cambiante y en crecimiento, se necesitará el talento de adaptarse rápidamente al mismo. Randstad

Para Puestos de responsabilidad: exigen en el 99% de las ofertas al menos Inglés.

Para Puestos Intermedios: exigen inglés en el 80% de las ofertas.

Para Primer Empleo (Titulados universitarios): más del 75% de las ofertas exigen inglés.

Fuente propia según análisis ofertas Infojobs

El dato más significativo en este sentido radica en que hay ofertas de empleo donde no se puede acceder a esas posiciones en el mercado laboral actual, si no se maneja el inglés. Esto genera una brecha de oportunidad de crecimiento profesional casi imposible de salvar. Es lo que denominamos característica del Perfil básica. Sin ella no se pasa la criba curricular que se realiza en los procesos de selección. Estamos hablando de posiciones de ingeniería, de marketing, de programación, de digitalización, de Internet of things, de Industria 4.0, etc…

2.- Mayor remuneración potencial

El promedio de incremento salarial teniendo en cuenta la variable idioma inglés ante la misma oferta de empleo está entorno al 35% según Equipos y Talento de media. Pero teniendo en cuenta que la brecha salarial entre la posición básica de los trabajadores en las compañías y la posición de directivos está en unas 800 veces el salario más bajo, es fundamental el tener un nivel profesional de inglés para acceder a salarios medios al menos.

3.- Interactuar con profesionales internacionales

Lo que puede hacer crecer nuestra red de networking de calidad, además de mejorar nuestras opciones como profesionales en un entorno global.


b.- En el ámbito personal

 

 

1.- Acceso a una educación diferente

en determinadas áreas ya que es el lenguaje que se utiliza cada vez de manera más intensa y extensa en Business Schools y en Universidades donde el reconocimiento quizá mayor. Y dado que en el mundo anglosajón el compartir información de calidad es una acción que se denota muchísimo en Internet y donde podemos acceder a mucha información, el hecho de manejar el inglés nos permite entender artículos, revistas, libros, etc.. que aportan mayor valor.

2.- Viajar

con mayor tranquilidad y seguridad a una gran parte del mundo, ya que es el idioma que tiene mayor probabilidad media de uso en cualquier país, entendiendo que es en el ámbito de un segundo idioma al que nos referimos.

3.- Conocer otras Culturas

Posibilidad de Relacionarse con personas de otras culturas y enriquecernos personalmente. La relación es una actividad fundamental y necesaria que puede ser de mayor interés para muchos el interactuar con personas de otras partes del mundo, con otras formas de ver la vida y nuestra realidad. Poder acercarse, intercambiar opiniones, aprendizajes, et.. es un valor a tener en cuenta.


Obstáculos para hablar Inglés

Pero dentro de este plan de motivación permítenos añadir además de los beneficios, la parte más negativa. Es decir, aquello en lo que las personas tenemos la costumbre de fijarnos para destruir nuestra motivación, destruir nuestra buena actitud hacia el objetivo. Sí, nos referimos a los obstáculos y decimos obstáculos siguiendo ese pensamiento negativo que nos frena.

En realidad no son obstáculos, más bien, son circunstancias a gestionar. Circunstancias que nada más empezar las vemos como si fueran grandes muros que nos nos permiten ver con claridad, no nos permiten ver que el esfuerzo en superarlos es realmente muy inferior a los beneficios que nos puede aportar.

1.- Aprender inglés es muy difícil para mí, no se me da bien.

Si sabes hablar y aprendiste a hacerlo, también podrás comunicarte en otro idioma. Es cierto que hay personas con mayor facilidad para los idiomas, pero no hay personas que no se les dé bien. La metodología es la clave. ¿Cómo aprendes mejor?

2.- Aprender inglés ¡Es caro!

En la actualidad podemos comprarnos un coche desde 500 euros a casi infinito. Igual que cualquier otro producto, casi desde 0 o incluso 0 euros hasta lo que tú quieras. La tecnología a disminuido muchísimo los precios. Investiga.

3.- No tengo tiempo

El aprendizaje de un idioma tiene que ver con la constancia, no con la intensidad momentánea. La progresión es geométrica, todos los días 30 minutos dan como resultado más que 365*30 de inversión.

4.- En mi empresa no lo valoran

Sin embargo la realidad es que el mundo está cambiado y sigue cambiando. Además nosotros te proponemos que te contestes a la siguiente pregunta ¿vas a seguir en la misma empresa durante los próximos 10 años? o más fácil aún ¿nadie en tu empresa lo va a hablar ahora o en el futuro inmediato? Si la respuesta es no, preocúpate.

5.- Es aburrido, no me gusta

Ciertamente que estudiar Lengua Castellana era para muchos un suplicio, ya que para qué estudiar lo que ya sabías hablar o manejar. Permítenos indicarte una perspectiva distinta, quizá un enfoque constructivo puede ser ¿Vas a estudiar? O ¿Vas a practicar?

Otro enfoque, quizá ¿Cómo vas a aprenderlo? ¿Qué metodología vas a utilizar?

Pero no pensamos en ello. Pensamos que estudiarlo es la obligación y ¡Qué aburrido es estudiar! Cuando en realidad aprender es fuente de vida, de motivación en definitiva. Cuando lo que te espera si aprendes es mejor que donde estás.

6.- Ya soy mayor

También somos mayores para trabajar a los 70 años, y esto es lo que nos toca. 🙂

Pero en realidad, bromas aparte, la edad tiene que ver con la actitud más que con el paso de los años, si a edad mental es a lo que nos referimos.


Nuestro planteamiento es sencillo

Céntrate en elegir una buena metodología PARA TÍ

Que te divierta, que te resulte más eficaz, que te motive (o al menos que no te desmotive), que puedas llevarla a cabo en múltiples lugares, que sea flexible, que sea interactiva, que aprendas haciendo, que hables y escuches fundamentalmente, que sea multisensorial, que no sea monótona.


Equipo de Universitario con Trabajo

 

Deja tu comentario

Your email address will not be published.