info@universitariocontrabajo.com 610 788 830

Comportamientos en la búsqueda de empleo, ¿ Cuál es el riesgo de ser igual o el riesgo de ser diferente?

El riesgo de comportarte igual al resto. El riesgo de comportarte de manera diferente al resto.

Ya no nos hacen falta más consejos. Las redes sociales nos tienen más que invadidos si se trata de consejos y fotos con frases célebres sobre el éxito y de propuestas de mejora y actitudes deseables en el mundo profesional.

Sin embargo, creo que pocas veces se trata con suficiente énfasis cuales son las consecuencias de elegir una actitud concreta respecto a nuestro proyecto profesional, o por qué no! Respecto al proyecto de una etapa de nuestra vida.

Hoy concretamente voy a dar mi opinión sobre las consecuencias que tiene la actitud que elijamos respecto a nuestro modo de actuar y de pensar. Para simplificar, he decidido dividir las actitudes de cara a la búsqueda de trabajo en dos grandes vertientes.

Al primero grupo lo llamo actitud similar a la de la mayoría de las personas:

Durante toda nuestra formación (desde el colegio hasta la educación terciaria si se cursa) estamos aprendiendo comportamientos y actitudes que son de esperar por parte de la sociedad en general. Son comportamientos que ofrecen la seguridad y el cobijo de una baja probabilidad de ser criticados, o rechazados por un grupo. No expresar opiniones que puedan generar controversia, tratar de encajar en actividades que hacen los demás o sólo hablar cuando a uno se le pregunta son ejemplos de la actitud a la que me refiero.

Antes seguir quiero aclarar que en este artículo no pretendo expresar que una de las actitudes sea mejor a la otra. De hecho, la dificultad de elegir una actitud estriba en valorar cuales son los riesgos que puedo asumir dada mi situación actual.

De esta forma, si seguimos una actitud más convencional de cara a la búsqueda de trabajo, lo que podemos esperar es llegar a entrevistas convencionales, para puestos convencionales, en empresas posiblemente convencionales. El lado positivo de actuar así, es que vamos a encontrar muchas más ofertas de trabajo convencionales dentro del sector que estemos buscando por lo que el esfuerzo para encontrar una oferta y llegar a una entrevista seguramente sea bajo.

Sin embargo cuando hablamos de enfrentar la entrevista, y pasar a ser contratado por la empresa, es muy posible que la competencia sea altísima y la decisión de ser el finalista del proceso se vea condicionada por el hecho de estar presentándose a un proceso con muchos candidatos. Es posible que además asistas a una entrevista muy parametrizada, y que de poco pie a que puedas expresar opiniones o tengas la oportunidad real de mostrar una de tus cualidades diferenciadoras al resto.

Del otro lado tenemos el grupo de actitudes que te hacen comportarte de manera diferente al resto.

Me refiero a actitudes como buscar actividades o trabajos poco comunes, expresar tu opinión a riesgo de no ser aceptada por una persona o grupo de personas, o expresar ideas propias que reten el statu quo de paradigmas ya establecidos entre otras.

Buscar trabajo bajo este foco, al igual que bajo el otro foco que analizamos anteriormente también tiene consecuencias positivas, negativas, además de riesgos diferentes.

Si buscamos trabajos poco comunes dentro del sector concreto en el que nos desempeñamos, en primer lugar nos topamos con el problema de que nos costará mucho más dar con ellos. Es posible que pasemos meses sin realmente ver una oferta de trabajo que encaje con nuestros deseos. De hecho, es posible que si esa oferta existe, se cubra antes de salir al mercado. Luego para encontrar un trabajo así, es muy posible que tengas que generar tú la vacante.

Suena fácil así dicho, pero la verdad es que es algo mucho más difícil que encontrar una oferta de trabajo en un portal de empleo, pero también creo que en caso de ser capaz de llegar a una entrevista así, las posibilidades de éxito son altísimas en comparación con la posibilidad de éxito llegados a un proceso de selección estándar.

Buscar trabajo llamando a la puerta de las empresas es una tarea agotadora, y frustrante. Por eso si no se quiere acabar quemado, sólo se debe hacer en empresas selectas y para puestos selectos que uno considere que merecen la inversión en tiempo y energía que llegar a ellas supone.

Si buscas trabajos poco frecuentes, es muy probable que para desempeñarlos de forma óptima necesites demostrar habilidades o competencias poco frecuentes. Puede ser el momento para sacar a la luz alguna de nuestras competencias que nos distinguen y hacerlo sin miedo.

A la hora de enfrentar una entrevista para un puesto que quizá ni estaba planeado, tenemos muchos puntos a nuestro favor que podemos utilizar. En primer lugar las expectativas del entrevistador en comparación con las de un entrevistador de un proceso formalizado son muy bajas, o más bien diría difusas. Es muy posible que la actitud de tu interlocutor sea ¨a ver que podría aportar esta persona¨ versus una actitud ¨a ver si la persona puede aportar estas cinco cosas que hemos parametrizado necesarias para el puesto en concreto¨.

Dicho esto, y siguiendo las normas de cualquier entrevista normal, es posible que se te dé pie a contar más cosas de ti, y que puedas sobre la marcha crear un argumento convincente para tu contratación. De hecho es posible que alguna de esas ideas que siempre te callaste pero que en el fondo pensabas que podían ser muy buenas sean el disparador para tu contratación.

En definitiva, creo que es positivo el atenerse a las consecuencias de la actitud que se elija ya que de esta forma, podemos ahorrarnos decepciones y frustraciones indeseadas durante nuestra búsqueda de trabajo. Para finalizar, hago un resumen breve de los puntos positivos y negativos de cada una de ellas.

Comportarte igual al resto en tu búsqueda de trabajo

Positivo

+ Es una búsqueda de trabajo que requiere menos tiempo

+ Mentalmente es menos agotadora

+ Es más fácil llegar a una entrevista debido a la relativa abundancia de ofertas comunes

+ Si se posee el perfil exacto del tipo de oferta que se busca puede ser más rápido encontrar trabajo de esta forma

 Negativo

-Si no se posee el perfil exacto del tipo de oferta puede ser muy difícil ser el finalista del proceso

-La entrevista estará seguramente más parametrizada y dando menos cabida a mostrar todas tus competencias diferenciadoras

-No será útil el conocimiento transversal que tengas de otras áreas o experiencia en general de tu vida

-El puesto al que se opte puede estar bastante delimitado, puede tener menos oportunidades de desarrollo.

Comportante diferente al resto en tu búsqueda de trabajo

Positivo

+ Tienes más posibilidades de encontrar un trabajo que se adecúe a tus deseos y preferencias

+ Si llegas a generar una entrevista, las posibilidades de ser finalista en el proceso son muchísimo más altas que en un proceso estándar

+ Tendrás más oportunidades de mostrar competencias diferentes o poco usuales

+ Tendrás la oportunidad de generar un discurso más adaptado a tus creencias y deseos

 Negativo

-El proceso puede ser mucho más largo y agotador que una búsqueda convencional

-Puedes tardar mucho más tiempo en encontrar una oferta que se adecúe a tus deseos

-Necesitas mucho tiempo para investigar el mercado de empresas y dar con una idea para presentarte como candidato a alguna de ellas

-A corto plazo la búsqueda será más frustrante que una búsqueda convencional

Crédito Foto: www.gratisography.com

Javier Pérez-Navarro Bienzobas

Javier Pérez-NavarroMe puedes encontrar en:

BLOGICONO

BLOGICONOlinkedinfacebook

Licenciado en Economía por la Universidad Autónoma de Madrid

Máster en dirección de RRHH por la Escuela Europea de Negocios

Monitor y formador de monitores de ski por la escuela Canadiense

Mi trayectoria profesional comienza en el mundo de la banca, tras lo cual fui monitor de esquí y formador de monitores durante tres años. Actualmente he reorientado mi carrera hacia el mundo de los recursos humanos.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.