info@universitariocontrabajo.com 610 788 830

Cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo: de profesional a profesional

He de confesar que, aunque toda mi formación y experiencia haya girado en torno a los Recursos Humanos y a la Psicología Organizacional, cada vez que he tenido una entrevista de trabajo como candidato me he puesto muy nervioso. La noche anterior a tener una entrevista no suelo dormir muy bien y en los momentos previos en los cuales estoy esperando en la puerta del edificio de la empresa lo suelo pasar bastante mal, experimentando normalmente una especie de presión en el pecho que me impide respirar correctamente y una especie de embotamiento mental provocado por los millones de pensamientos que mi cerebro procesa por segundo: ¿será el/la entrevistador/a simpático/a?, ¿iré bien vestido?, ¿habrá más candidatos/as esperando dentro?, ¿será ésta la única entrevista o habrá más?, ¿será una sola persona la que me haga la entrevista o habrá más de una?, ¿tendré que hacer alguna especie de test o prueba?, etc.

No obstante, cuando he realizado entrevistas como entrevistador he de decir que también me he puesto bastante nervioso. El hecho de tener que entrevistar a una persona y, en cierto modo, ser el responsable de evaluar a esa persona y de determinar si se adapta o no al perfil que se está buscando, supone, desde mi punto de vista, una gran responsabilidad. Además, yo he vivido (y la vivo actualmente mientras escribo estas líneas) la situación de estar desempleado y, por lo tanto, me suelo identificar mucho con las personas que se sientan al otro lado de la mesa, básicamente porque yo he estado muchas veces en su pellejo y voy a tener que estarlo en el futuro. Un/a técnico/a de selección tiene el “poder” para decidir si una persona abandona la cola del paro o no y esto es una responsabilidad muy grande, ya que, por una parte, le vas a alegrar la vida a una persona pero, por otra parte, vas a darle un disgusto a muchas otras.

Por lo tanto, y habiendo visto lo expuesto en los dos párrafos anteriores, propongo una estrategia muy simple para intentar acabar (o al menos disminuir) con los nervios previos a una entrevista de trabajo. Ya que partimos de la base de que ambas personas (entrevistador y entrevistado) van a estar un poco nerviosas: ¿por qué no tomarse la entrevista como una reunión entre dos profesionales?

Hemos de tener en cuenta que el hecho de que actualmente estemos en situación de desempleo no quiere decir que ya no seamos profesionales de nuestro sector y, por lo tanto, como cualquier otro profesional del sector que se encuentra empleado, tenemos todo el derecho a demostrar nuestros conocimientos y aptitudes y a hacernos valer.

Es evidente que la persona que es nerviosa lo es por naturaleza y luchar contra eso es tarea harto difícil. No obstante este especie de “técnica” puede resultar muy útil como estrategia de afrontamiento de esta situación tan estresante que se nos presenta. Siempre se debe tener muy presente que todos los años que has invertido estudiando y capacitándote te han convertido en un verdadero profesional de tu sector y ello lo debes dejar claro en la entrevista de trabajo. No se trata de aparentar ser un “sabelotodo”. Se trata de actuar y comportarse de la manera más profesional posible, teniendo muy claro cuál es nuestro objetivo profesional y demostrando que sabemos de lo que estamos hablando.

Por lo tanto, cuando nos situemos frente a la persona que nos va a entrevistar no debemos mirarla como si fuese un ser superior o proveniente de otra galaxia, sino como alguien que está haciendo su trabajo de la forma más profesional posible y, por ello, debemos actuar de la misma forma, es decir, comportándonos de forma profesional y destacando aquellas cualidades que nos hacen ser únicos/as e inimitables, siempre teniendo en mente que estamos en una reunión entre profesionales y dejando por completo a un lado los nervios y los pensamientos negativos.

Todos somos personas, los técnicas y técnicas de selección también, por ello mi consejo es que nos relajemos y disfrutemos de la entrevista y de ese momento que se nos brinda para poder brillar y destacar sobre los demás. Estoy seguro de que poniendo en práctica esta técnica vuestras entrevistas de trabajo irán mucho mejor y los nervios serán cosa del pasado.

Antonio Contreras

ANTONIO CONTRERAS

Soy Diplomado en Ciencias Empresariales y Relaciones Laborales por la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla) y Máster en Psicología del Trabajo y de las Organizaciones por la Universidad de Sevilla.

Pertenezco a esa generación de jóvenes a los que la crisis les ha golpeado de lleno y que luchan día tras día para conseguir labrarse un futuro profesional que recompense todo el esfuerzo y pasión invertidos.

Tengo experiencia en Departamentos de RRHH y he residido en el extranjero durante algún tiempo, pero también tengo experiencia en estar desempleado y en saber gestionar mis recursos para levantar cabeza y mirar al horizonte con positividad y esperanza.

linkedin

twitterfacebookgoogle+

Deja tu comentario

Your email address will not be published.