info@universitariocontrabajo.com 610 788 830

Cómo enfrentarnos a un cambio profesional y…¡No morir en el Intento!

Hemos visto a lo largo del tiempo, cómo las personas salen adelante, afrontan sus problemas y se enfrentan a realidades terribles venciéndolas, ¿sabes cómo? Enfocando el lado positivo de la vida. Aunque estés en un pozo sin fondo aparente, aunque se te derrumbe tu universo particular, aunque no veas ni siquiera un poquito de luz al final de tu túnel, piensa que puedes sonreírle al problema, ponerle sentido del humor y mirar hacia delante.

Ya sé que no es fácil, que a veces los problemas nos ahogan y nos quitan el sueño y no sabemos qué hacer pero, cada situación a la que te enfrentas, puede ser contemplada de forma positiva o con absoluta negatividad y, según decidas plantarle cara, tendrás unos resultados completamente distintos.

Cuando las circunstancias obligan o tú mismo decides provocar un cambio en tu vida profesional, abórdalo con valentía, decisión y mira al futuro.

Imagínate en esa posición que ansías y, a partir de ahí, empieza a construir.

Nadie podrá decirte que es fácil, porque no lo es, requiere esfuerzo, dedicación, constancia e imaginación, pero la recompensa es tan grande que olvidarás todos esos escollos que tendrás que sortear.

Ármate con tu coraza ante el desaliento (nadie será capaz de derribarte en tus batallas si te preparas para que eso no ocurra), vístete con tus herramientas de presentación más preciadas (elabora un buen Curriculum Vitae con sus cartas de presentación correspondientes, prepara y entrena bien tus entrevistas y cuida tu comunicación y tu imagen personal), e investiga para encontrar los caminos y canales adecuados y…¡sal al campo de batalla! Aunque recibas alguna herida de bala, algún que otro golpe o rasguño y se te congele la sonrisa al oír ciertas cosas, la verdad es que no morirás en el intento. Si luchas y peleas con fuerza y, sobre todo, con sentido común, la batalla la tendrás ganada…sí, como suena. Encontrar trabajo requiere trabajo, así de sencillo y el que persevera lo consigue. ¡No remolonees y ponte en marcha!

Estoy segura de que te vas a encontrar con todo tipo de “elementos” en tu camino que  minarán tu objetivo, te fastidiarán, y no sólo no te ayudarán sino que te harán perder el tiempo, te tratarán con cierto desprecio o, incluso, te maltratarán…pero ¡no dejes que sus “fluidos tóxicos” penetren en tu piel! ¡Evítalos!

Y también añado, ¡no seas tú el “tóxico”!…aquel que se considera a sí mismo una persona sin valor, que además no vislumbra ningún camino posible, aquel que se despierta por las mañanas con “la marcha atrás” conectada, no conseguirá nada y contaminará a los que están cerca…¡no te lo permitas a ti mismo!

Intenta rodearte de personas amables, recupera y cultiva tus contactos de siempre, siembra bienestar a tu alrededor, sonríe cuando hables por teléfono o en persona, y SÍ ¡ofrécete tú a ayudarles a ellos!,…al final, recogerás muchos frutos y habrás creado una red de personas que te aprecian y dispuestas a ayudarte cuando llegue el caso.

Y para iniciarte en esta nueva y positiva dimensión, voy a proponerte a continuación unas cuantas actividades que te van a ayudar en el camino y que, además, te alegrarán la vida:

¿Conoces a alguna persona muy positiva a la puedas llamar? Hazlo. Te proporcionará “una dosis vital reconstituyente” para aguantar durante la semana. Esta acción deberás repetirla con diferentes personas a lo largo del tiempo y así alimentarás tu buen humor y tu energía.

Elige una actividad que te guste muchísimo y dedícale un tiempo semanalmente. Se trata de cuidarte y de quererte y no olvidarte de ti en tu tediosa búsqueda de trabajo.

Si conoces a algún profesional del Headhunting o relacionado, pídele consejo o ayuda. Hay muchos que querrán y podrán darte algunas ideas que te servirán.

Dedícale tiempo a tu búsqueda. Imponte una pequeña o gran disciplina (según quieras) pero eres tú el que lo decide. No hay excusas, si no pones en marcha tus acciones no obtendrás ningún resultado.

En tu búsqueda de trabajo, no existe la magia, ni los milagros, pero te recomiendo encarecidamente que salgas de tu cascarón, pongas tu energía y tu sentido positivo a trabajar y verás los resultados.

Dedicación y optimismo, esas son las claves que te ayudarán a conseguir ese trabajo y, además, siguiendo estos pequeños consejos, serás mucho más feliz…¿qué más se puede pedir?

Almudena Cañizares

Headhunter, Consultora

Asesora para la Gestión del Cambio Profesional

Deja tu comentario

Your email address will not be published.