info@universitariocontrabajo.com 610 788 830

9 Elementos Clave de la Entrevista de Trabajo

9 Elementos de la entrevista de trabajo (parte I)

Tal y como se comentó en mi entrada anterior, me gustaría tratar algunos aspectos claves cuando vas a la entrevista de trabajo, pero debes saber que antes que se produzcan las entrevistas, la empresa ha pasado por una serie de fases fundamentales, por un lado, ha realizado un análisis de necesidades hacia un perfil determinado y en una segunda fase, una preselección. La entrevista (o tercera fase), se puede decir que es el momento más importante y al que sólo acceden unos pocos candidatos/as con posibilidades de ser incorporados al puesto.

Podemos enviar nuestro CV a una empresa, de forma tradicional, es decir, en respuesta a una oferta de empleo, o bien, sin que ésta, tenga publicado anuncio u oferta de empleo, a esto se le llama autocandidatura.


Aspectos claves que no sabemos de la entrevista

Tras enviar el Curriculum, la empresa valora si cumple con los requisitos del puesto vacante, pero puede entrevistar (y no garantiza nada) a los candidatos con otro tipo de finalidad:

– Profundizar en la información que se tiene de la persona candidata.

– Comprobar actitudes, motivaciones, experiencias, personalidad…

Ahora bien: la entrevista no es un interrogatorio, no has de tener miedo, es un diálogo con preguntas, donde el responsable de RRHH tratará de ver si eres la persona idónea para la vacante.

De tal manera que el entrevistador, presentará la oferta, y las funciones a cubrir, evaluando las actitudes y aptitudes que tenga el/la candidata/a para desarrollar el trabajo, su posible adaptación e integración a la empresa.


Aspectos fundamentales antes de la entrevista

Imprescindible, Actitud positiva, e interiorizar: “no tengo que tener miedo, sólo quieren conocerme mejor. Si he llegado hasta aquí, tengo que ofrecer lo mejor de mí, tengo que hacerles ver que soy lo que la empresa necesita”.

Por esto mismo, has de tener en cuenta que hay ciertas claves que debes saber:

Conocer la empresa. Para ello, tenemos que meternos en su web y estudiarla con detenimiento: nº de empleados, fines, objetivos, obra social…, a esto se le llama googlear la empresa.

La cita de la entrevista: a ser posible confirmar la asistencia unos días antes. Si no se puede asistir, ver si hay posibilidad de cambiarla de hora/ día, con argumentos muy sólidos y justificables. No la retrases mucho en el tiempo, porque estarás indicando dejadez y falta de motivación.

Puntualidad. Acude siempre con unos 15-20 minutos de antelación, te podrás relajar, ir al baño, fijarte en detalles… mostraras además una impresión previsora y sin prisas, organización y control del tiempo.

Intenta acudir solo, o si vas con alguien, que te espere fuera del recinto. No necesitas apoyos emocionales de ningún tipo, sólo mostrarte seguro de tí y tu talento.

Lleva papel y bolígrafo para apuntar cualquier cosa si fuese necesario, darás impresión de organización e interés; y también, la copia del CV que enviaste (podrás repasar algún aspecto o fechas), junto a tus titulaciones en un portafolio, para entregarlos si te lo requieren (es mejor llevarlo aunque no nos lo pidan, que no tener nada que mostrar si nos los piden).

Imagen: Puede ser determinante para conseguir el empleo. La primera impresión es fundamental, tanto en aspecto como en vestimenta. En la manera de vestir se puede identificar como es una persona, al igual que en el aspecto de la higiene personal.

Hay que ser naturales, mostrar sencillez y usar colores no llamativos, los accesorios sobre todo a las mujeres, que sean discretos (vamos a una entrevista, no a una boda) y cuantos menos mejor. La ropa, mejor sin manchas y acorde a lo que vamos, una entrevista.

Aspecto e higiene son fundamentales, es algo tan personal que indicarán mucho sobre sobre tí y tu interés personal. Parece que sea de una película, pero es más común de lo que nos creemos. A una entrevista hay que ir aseado/a, sin oler a sudor, peinado/a, con las manos y uñas limpias y arregladas (mujeres: uñas sin desconchones). El perfume, mejor tirando a poco que ahogar al entrevistador.

Educación: una vez entrado en el recinto, preguntar por el Sr/a que nos entrevistará. Nos harán esperar o dirigirnos a algún departamento, en este segundo caso, debemos volver a preguntar a la secretaria/o del departamento, para informar de nuestra presencia. Una vez nos llamen y entremos al despacho, tenemos que esperar a que sea el/la reclutador/a el/la que extienda su mano y nos invite a tomar asiento.

Las pertenencias hay que dejarlas donde no molesten, ni invadan el espacio físico o visual del entrevistador, es decir, no se te ocurra poner el bolso o portafolio sobre la mesa de la persona que te está haciendo la entrevista, ni utilizar cada una de las sillas del despacho para ir dejando tus pertenencias. Y recuerda que el móvil tiene que estar en silencio.

Si vas a fumar antes de entrar a la entrevista, procura llevar algún tipo de caramelo o pastillita tipo juanola o Smith, recuerda que un aliento a tabaco puede causar mucho rechazo a quien tenemos frente a nosotros.

Recuerda que la entrevista, es la puerta a la empresa, y como se comentó anteriormente: Si he llegado hasta aquí, tienes que ofrecer profesionalmente lo mejor de tí, tienes que hacerles ver que eres lo que la empresa necesita”.

En la siguiente entrada veremos los elementos a cuidar durante la entrevista, así como los gestos o comunicación no verbal más habituales y cómo cambiar algunos aspectos de negativos a positivos en función de las preguntas del entrevistador.

Iñigo ValloIñigoVallo

facebooklinkedinLicenciado en Psicología por la Universidad de Sevilla, aunque cuento con otras titulaciones como experto en Psicología Jurídica, Técnico en Orientación Laboral, Técnico en gestión Integral de RRHH, Técnico en Coaching Ejecutivo y Empresarial. Psicólogo de emergencias en el Colegio de Psicología de Andalucía Occidental, psicólogo formador de la DGT y Psicólogo auditor de Seguridad Vial.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.